Yo soy bilingüe

10/11/2016

Yo soy bilingüe

bilingueMis padres son inmigrantes. Nacieron en un pueblecito de las Alpujarras (en Almería) y se lanzaron a una experiencia vital que les hizo trasladarse a vivir a Cataluña, en donde encontraron trabajo y se instalaron definitivamente, aunque, en un rincón de su corazón, siempre estaban presentes los familiares de la sierra y el pueblo donde se criaron.

Durante mi niñez, en el periodo franquista, en todas las escuelas de Cataluña, todas las clases y materias escolares se hacían en lengua castellana (el catalán estaba prohibido). Así aprendí lengua, matemáticas, latín, ciencias, labores del hogar, gimnasia… Sin embargo, mis compañeras de clase, durante los recreos y periodos de ocio, sólo hablaban catalán.

No recuerdo cuándo ni cómo aprendí a hablar el catalán, lo cierto es que lo hago de una forma tan natural y fluida que me resulta exactamente igual de fácil expresarme en catalán o en castellano. Es más, en mi familia, mis hermanos se han casado con mujeres catalanas de “pura cepa” y con ellas me comunico sólo en catalán, al igual que hago con mis hijos.

Cuando visitamos a mi familia “del pueblo” hemos descubierto que hacemos “pupurris» lingüísticos.

Cuando nos reunimos todos, si hablo y miro a mi hermano, me expreso en andaluz y si miro a mi cuñada me expreso en catalán, ni me doy cuenta del cambio. Mi familia andaluza, al principio creía que queríamos “hablar en secreto entre nosotras”, hasta que comprendieron que era sólo una cuestión de “contacto ocular” y que eso a nosotros nos ocurría de forma espontánea y natural.

El hablar dos idiomas me ha permitido conocer otras formas de vida y otra cultura, me ha abierto las puertas a nuevas ideas y a una mejor capacidad para comunicarme en ambas lenguas.

Por eso, me ha resultado relativamente fácil leer y escribir en un tercer y un cuarto idioma, razón por la cual, me resulta mucho más fácil acceder a más información.

Tengo amigos y conocidos alrededor del mundo porque puedo comunicarme con ellos, bien en su propia lengua o bien en inglés, que actualmente es la lengua más hablada a nivel internacional después del español.

Esta riqueza lingüística me aporta una gran perspectiva ya que como seres humanos, tenemos muchos intereses comunes a pesar de pertenecer a culturas distintas. Este hecho me permite relativizar mi propia realidad y observarla desde una perspectiva más holística. La globalidad forma parte de mi mapa  mental.

Como Instructora de Brain Gym, puedo afirmar que nosotros basamos el aprendizaje en el movimiento. Nos “movemos” para aprender durante toda la vida.

El hecho de hablar, significa que nuestras neuronas están “en movimiento continuo” a nivel del córtex cerebral. Este hecho entraña que requiramos que estén en forma los dos hemisferios cerebrales y, en consecuencia, que colaboren incesantemente entre ellos.

El hemisferio izquierdo del cerebro, procesa la información a partir del detalle, es decir, se encarga de la gramática, la ortografía, de deletrear, de organizar y ordenar las palabras para expresar lo que queremos decir de forma adecuada.

El hemisferio derecho del cerebro, procesa la información a partir del contexto y del significado del mensaje, lo cual implica que se encarga de asociar el pensamiento a las palabras idóneas para expresar lo que queremos decir. Si no encuentra una palabra, buscará otras igual de apropiadas para expresar el mensaje de forma que éste exprese su significado pleno.

Para comunicarnos, necesitamos que los dos hemisferios se impliquen de forma similar, ya que tanto al hablar como al escribir necesitamos ser capaces de organizar nuestro mensaje de forma apropiada para expresar nuestros pensamientos.

¿Qué significa ser bilingüe?

Las personas bilingües somos capaces de comunicarnos con la misma fluidez, facilidad y calidad en dos idiomas distintos.

¿Qué ventajas supone el ser bilingüe?

Los beneficios del bilingüismo van mucho más allá de la comunicación. Ser bilingüe nos enriquece de tal forma que puede abrirnos las puertas a nuevas amistades, culturas y experiencias vitales.

Los científicos han comenzado a comprender que saber dos idiomas puede cambiar la forma en que funciona el cerebro.

¿Cómo beneficia al cerebro el ser bilingüe?

Según los expertos “científicos”, las personas bilingües tienen una morfología cerebral diferente al resto de personas y disponen de una mayor capacidad de concentración además de otras ventajas cognitivas.

Parece que los cerebros de las personas bilingües se mantienen «en forma” durante más tiempo. 

Por lo tanto, esto denota que dominar un segundo idioma, más allá del conocimiento de la lengua en sí, contribuye a disponer de una mayor potencia en algunas habilidades y capacidades.

Esta gimnasia cerebral ininterrumpida contribuye a un mejor desarrollo de nuestras habilidades fisiológicas que tiene repercusiones a otros niveles, pues estamos en forma para cualquier demanda que requiera la cooperación de todo nuestro potencial. Esto es lo que afirmamos continuamente en Brain Gym cuando decimos que “gracias al movimiento” aprendemos con todo el cerebro.

Isabel Compan Fernández©, Noviembre 2016

Brain Gym® es una marca registrada de la Fundación Educativa Kinesiología Brain Gym® Internacional /. Haga clic www.braingym.org o  www.braingymspain.org para obtener el nombre de un instructor cerca de usted.

El próximo Curso de Brain Gym 101® es el de Círculos de Visión que se ofrece el próximo mes de diciembre los días 9-10-11 (24h). Puedes apuntarte en een@kinemocions.com. Para obtener el nombre de un instructor de Brain Gym, consulte el sitio web de la Fundación, www.braingym.org  o www.braingymspain.org  Para un instructor de Brain Gym, haga clic en el mismo enlace, así como para encontrar cursos.

Artículos relacionados: