Simetrías en nuestra vida

09/04/2015

Somos simétricos!!!

En mi deambular por las actividades de Brain Gym® el curso del Doble Garabato me ha aportado una mayor capacidad de observación, no sólo a mi sino a todos los que participamos de esta aventura.

MonosLa naturaleza nos ayuda a ello.

Dentro del grupo de trabajo en el que me hallo inmersa, recibo muchísimas imágenes de simetrías que se suman a las que yo genero.

Os invito a que observeis diferentes formas en vuestro contexto y descubrais las simetrías que os regalan:

  • En nuestra arquitectura urbana podemos encontrar: una puerta, la fachada de un edificio, las calles enfrente….
  • En nuestro cuerpo podemos observar: nuestra duplicidad en muchos de nuestros órganos: dos pulmones, dos riñones…
  • En nuestros sentidos y extremidades: dos ojos, dos orejas, dos orificios nasales, dos manos, dos pies…
  • En la naturaleza: un paisaje natural reflejado en un lago, una montaña vista desde una perspectiva, paisajes abiertos…
  • En los animales: podemos disfrutar de la simetría de los insectos, de los moluscos, de los cefalópodos, de los peces, de los mamíferos, de los reptiles…
  • En las plantas: los troncos y ramas de algunos árboles, la disposición de los pétalos en las flores, las hojas….

La simetría se encuentra en todas partes, aunque vista de cerca podemos encontrarnos con diferencias sutiles y divertidas.

Os invito a que escojáis alguna foto de una revista de un personaje conocido que está mirando de frente y que hagáis una línea vertical que divida su rostro en dos.

Cuando lo hagáis, si tenéis la oportunidad, duplicad cada lado por separado.

Oh sorpresa!

Aparecerán dos rostros un poco distintos, a veces muy distintos.

Por qué ocurre así?

Cada lado de nuestro cuerpo activa un hemisferio cerebral distinto y éste tiene unas características distintas del otro. Así pues, genera pequeños cambios fisiológicos que se manifiestan en nuestras diferencias entre ambas mitades.

De este modo, muchas personas tiene lados muy diferentes en su propio rostro.

Ahora ya sabéis por qué algunos artistas sólo se dejan fotografiar por su “lado bueno”.

Divertíos un rato buscando simetrías por doquier. También podéis descubrir las que se ofrecen en internet.

Para muestra un botón:

¿A que estas flores asemejan la cara de un mono?

Son fantásticas, ¿no os parece?

Este es su nombre en inglés: Monkey Face Orchid (Dracula Simia).

Me las ha enviado Gail Dennison a la cual se las ha facilitado un amigo de las simetrías.

Como ésta, podéis encontrar muchas más.

Os invito “A la caza de imágenes simétricas”.

Todas las que encontréis u observéis en vuestra vida, las podéis compartir aquí!

Participa en mi próximo taller el sábado 18 de abril. Te divertirás de lo lindo!

Gracias

Deja un comentario