Leer es como jugar al fútbol

01/10/2015

RamonPor Paul Dennison

Ramón, de 11 años, entró a la sesión con una actitud positiva, listo para aprender. Estaba allí con su madre, para conseguir ayuda en su lectura. Le dije que nuestra sesión sería sobre él y sobre su vida y que su objetivo inmediato podía incluir algo más que su comprensión lectora. Cuando mencioné el deporte, sus ojos se iluminaron. “¿Puedes ayudarme con el fútbol? Lo que de verdad me gustaría es hacerlo mejor cuando juego. “
A menudo me encuentro que la mejora en un deporte sirve como un objetivo motivador para aquellos que también necesitan mejorar una habilidad académica. “Las mismas habilidades que se necesitan para la lectura, son necesarias para el fútbol”, le contesté. “Hay que estar alerta, en sintonía con todos los sentidos y moverse continuamente hacia adelante y mirando hacia el futuro, anticipando lo que sucederá después.”
La madre de Ramón, Monika, me había dicho por teléfono que su hijo había sido diagnosticado como autista profundo. De acuerdo con sus profesores, sus principales dificultades eran la memoria, la organización y el lenguaje receptivo y expresivo. Ramón trabaja tanto, me dijo, que le han puesto en el equipo honorífico a pesar de los mediocres resultados de sus pruebas.
Yo le había dicho que, en Edu-K, nos centramos en el aprendizaje como un proceso dinámico. Nos interesa lo que un niño puede hacer, no en lo que no puede hacer, así que no tenemos ninguna razón para referirnos a mediciones estáticas, tales como los resultados de unas pruebas o una etiqueta que se le ha colocado. Ayudamos a que el alumno reconozca lo que ya es capaz de hacer y le acompañamos a dar sólidos pasos hacia adelante. Nuestro trabajo consiste en hacer emerger las habilidades naturales de cada individuo a través de la educación basándonos en la educación a través del movimiento lo cual le permite seguir aprendiendo por su cuenta.
Ramón había empezado el trabajo de Brain Gym® cuando estaba en el jardín de infancia, con resultados alentadores en ese momento, tanto académica como socialmente. Como un niño de cinco años de edad, había hecho las actividades de Brain Gym con entusiasmo en el coche todas las mañanas camino de la escuela. Monika estaba repasando de nuevo Brain Gym por los buenos resultados anteriores que ella y Ramón había experimentado.
El nuevo objetivo de Ramón para la sesión  era “Jugar y leer con atención activa a lo que está sucediendo a mi alrededor”. Durante la pre-actividad al chutar la pelota de fútbol, ​​vacilaba y se le notaba inestable sobre los pies, perdiendo su sentido del equilibrio y chutando la pelota hacia la derecha.

Al leer, pronunció cada una de las sílabas con precisión, haciendo la lectura en su campo visual derecho y usando un dedo para señalar secuencialmente, de izquierda a derecha, cada palabra. De acuerdo con las evaluaciones de Edu-K, no estaba accediendo a su campo visual izquierdo.

Muchos padres y educadores interpretan este tipo de análisis fonético excesivo como una buena lectura, y suponen que los niños van a mejorar fuera de él. Mi experiencia es que los jóvenes que tienen éxito en la primera lectura de esta forma analítica rara vez hacen un cambio a un lenguaje global sin que se les instruya expresamente para hacerlo.
Por ejemplo, cuando le pregunté a Ramón sobre el párrafo que acababa de leer, se encogió de hombros y me dijo: “¿Lo puedo leer de nuevo?” Esta solicitud no es inusual. Me parece que, antes de hacer un trabajo para equilibrar la comprensión, las personas de cualquier edad, a menudo, tienen que leer el párrafo dos o más veces para entenderlo.
Le propuse a Ramón que en lugar de experimentar conmigo eligiese una actividad del póster del Menú de Aprendizaje de Brain Gym que había en la pared. Él seleccionó “El Remodelaje de las tres Dimensiones*”.  Yo sabía que este proceso era muy adecuado para su objetivo, ya que podría integrar su propiocepción en su  “mapa de movimientos” en las tres dimensiones: izquierda-derecha, arriba-abajo, y delante-detrás.
Las pre-actividades del remodelaje me ofrecieron la oportunidad de mostrar Ramón que, sin dejar de estar atento, él era capaz de cruzar la línea media de participación en el movimiento de delante- detrás, pero no cuando se conectaba a la tierra en el movimiento arriba-abajo o cuando se movía lateralmente, igual que tenía que hacer cuando hacía el seguimiento de la pelota (o en la lectura de izquierda a derecha). Le expliqué que, en el campo de juego, ese patrón de movimiento sobreenfocado le podía hacer sentir hipervigilante, inestable o confundirlo fácilmente. Del mismo modo, cuando estaba leyendo o simplemente sentado, se podría reducir a cero por un exceso de atención, a expensas de sentirse cómodo y seguro en su cuerpo. Ramón pareció entender.
Después del equilibrio, le chuté la pelota a Ramón y él le dió una patada hacia abajo y hacia el centro de la habitación con enfoque y precisión, sin caer hacia atrás ni perder el equilibrio como le había ocurrido la primera vez. Pude observar que él estaba más alerta, con ganas de participar y más dispuesto a moverse en cualquier dirección.
La evaluación visual en ese momento mostró que estaba accediendo a ambos campos visuales, el izquierdo y el derecho, así como al campo medio, donde se produce la visión binocular. Cuando leyó esta vez, participaba activamente en la historia, -tanto al escuchar receptivamente como expresivamente- oyendo claramente a las palabras cuando las decía y anticipando su significado. Leyó con fluidez y sin señalar con el dedo y contó a la historia, en sus propias palabras, con una gran precisión.
Monika estaba emocionada al ver de la diferencia en la comprensión y en el enfoque de Ramón, diciendo lo agradecida que se sentía por un sistema tan increíble y lo feliz que era al verlo “leer ahora realmente!” Ella y Ramón prometieron hacer las actividades Brain Gym en casa ** juntos todos día, incluyendo PACE, Giros del Cuello, 8s perezosos, Pensar en una X, los Botones de Equilibrio,Paul03 los Botones de la Tierra, los Botones del Espacio, el Bostezo Energético, y los Puntos Positivos.
El Remodelaje de las Tres Dimensiones, se enseña en el curso Brain Gym 101: Equilibrio para la Vida Cotidiana. Ofrece una experiencia simple movimiento en el que los alumnos descubren sus hábitos de “desconexión” en uno de los tres planos de movimiento con el fin de utilizar otro.
** Las actividades Brain Gym se describen en  el libro Brain Gym®: Edición del Maestro, escrito por Paul y Gail Dennison, © 2010, Edu-Kinesthetics, Inc., Ventura, CA.

Paul Dennison
Créditos de las fotografías: © Dreamsnjb | Dreamstime.com – Muchacho con el balón de fútbol en imágenes© Monkey Business | Dreamstime.com – Joven libro de lectura en el hogar

© 2015 por Paul E. Dennison. Reservados todos los derechos.
Brain Gym® es una marca registrada de la Fundación Internacional  de Kinesiología Educativa y Brain Gym®

http://heartsatplay.com/how-reading-is-like-playing-soccer/

Deja un comentario