Alimentacion
Alimentación macrobiótica, su historia y características principales

La Macrobiótica no es exclusivamente una dieta o un régimen. Es un estilo de vida. Tiene como objetivo principal ayudarnos a desarrollar nuestro potencial humano, a dejarnos guiar por la leyes de la naturaleza desde un punto de vista biológico (a través de la alimentación), ecológico, social y espiritual (tratando a los otros con amor y comprensión, y asumiendo nuestra responsabilidad (como un pequeño eslabón de una gran cadena de seres y fenómenos).

El origen etimológico de la Macrobiótica es la palabra griega “Macro – Grande” y “Bios – Vida”. Y no significa sólo “Gran vida”. También la capacidad de vivir de una forma grandiosa y magnífica. A ese nivel, la alimentación es importante, esencial, porque nos da la base biológica, la salud para disfrutar la vida en todo su esplendor. Y para tener sensibilidad con lo que nos rodea.
La palabra Macrobiótica, fue utilizada por filósofos griegos como Hipócrates. En el siglo XVIII por un profesor de medicina alemán, médico personal de Goethe, llamado Christoph Von Hufeland que escribió un libro: “La Macrobiótica, el arte de prolongar la Vida”. Donde prescribe recomendaciones muy semejantes a las de la Macrobiótica moderna. A finales del siglo XIX, un médico del ejército japonés, Sagen Ishisuka, se curó de una enfermedad de riñones incurable desde la medicina alopática, siguiendo un régimen alimenticio basado en cereales integrales y verduras. Él fundó la primera organización macrobiótica, denominada “Sokuiokai”, y fue extremadamente famoso en Japón a finales del siglo XIX, principios del XX.

Para Ishizuka todos los problemas de salud y sociales, tienen como origen una mala nutrición, particularmente un desequilibrio entre Sodio-Potasio. Y para él todos los problemas podían ser corregidos adoptando una práctica alimenticia apropiada para la constitución biológica humana, en especial, la utilización de cereales integrales y verduras como alimentos principales.

El trabajo de Ishizuka fue continuado y desarrollado por George Ohsawa que en los años 30 trajo estas enseñanzas a Europa, en especial a Francia y Bélgica; Ohsawa escribió decenas de libros y fue relativamente conocido en Francia, pero de una forma general, lo que más se conoce de él, es una práctica alimenticia macrobiótica extremadamente restrictiva que no se adapta bien (en mi opinión) a la vida moderna. A pesar de que Ohsawa tenía una concepción extremadamente profunda de la práctica macrobiótica, recomendando desde dietas muy simples, monodietas, hasta regímenes con una cantidad aceptable de productos animales y pequeña cantidad de alcohol.

Ohsawa aconsejaba según la condición específica de cada individuo. Para él, practicar la Macrobiótica era comer, siguiendo las necesidades, en constante cambio, de cada uno. Para algunas personas ayunar puede ser la mejor terapia, para otras comer bastante variedad y divertirse será la solución. Aunque en la práctica diaria los cereales integrales y las verduras continúan siendo los alimentos más indicados para el ser humano, y consecuentemente aquellos que más ayudan a crear y mantener la salud.

Las enseñanzas de George Ohsawa fueron en la generación siguiente esparcidas por sus discípulos orientales particularmente Michio y Aveline Kushi, Herman y Cornelia Aihara, Tomio y Bernardete Kikuchi, Shizuko Yamamoto, Clim Yoshimi, entre otros. Y en la generación actual especialmente por estudiosos europeos y americanos.

Michio Kushi, residente en los Estados Unidos, desarrolló un modelo alimentación más simple de comprender y más adaptado a la vida moderna denominado «Dieta Macrobiotica Estándar” (Standard Macrobiotic Diet), el modelo alimenticio más utilizado por la mayoría de los practicantes de la macrobiótica actualmente.

Natalia Miguel Vazquez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies