RMTi: Voces del mundo: Control Emocional e Impulsividad -7-

06/07/2017

RMTi: Voces del mundo: Control Emocional e Impulsividad -7-

de la web: http://rhythmicmovement.org/

Lo que la gente está diciendo…

Comentarios de distintas personas sobre RMTi desde diferentes partes del mundo sobre el Control Emocional y la Impulsividad

Nikki Riemann (SA Australia) y Henry

Antecedentes

Cuando conocí a Henry, era un niño de 5 años de edad de Recepción que participaba en el grupo de su escuela “Diversión y juegos”.

Este grupo facilita actividades de equilibrio y de motricidad gruesa tres veces a la semana para los niños identificados con dificultades de retos motrices gruesos en la primera evaluación del trimestre.

A los padres de Henry se les solicitó permiso escrito para que dieran su consentimiento para que Henry participara en RMT.

Su maestra les informó de que era un niño extremadamente difícil y que presentaba comportamientos disruptivos en la clase.

A menudo Henry se encontraba pagando las consecuencias de su comportamiento o era excluido de la clase.

Su postura era encorvada sobre la mesa cuando escribía, tenía problemas para escuchar o para responder de manera apropiada con el lenguaje o la conducta y tenía problemas con su ortografía y la caligrafía en su escritura manual.

Su madre, reportó que no veía ninguno de estos comportamiento “disruptivos” en casa, y señaló que había sido hijo único alrededor de 4 años y que peleaba en los ambientes grupales. Henry prefería las actividades individuales “uno-a-uno”.

También mencionó que nunca mostraba miedo y esta desconexión que  el niño parecía tener de la emoción preocupaba a la madre. Ella también mencionó que el niño se había caído, que se tropezaba a menudo y que se distraía con facilidad y que con frecuencia era demasiado activo.

La madre de Henry había tenido un embarazo IVF (Fecundación In Vitro) muy estresante y Henry también tuvo problemas de alimentación después del nacimiento lo cual significaba que no había podido amamantarlo.

Tenía muchas infecciones mensuales de oído y a la edad de 5 años aún llevaba pañales por la noche. Como bebé, ella dijo que era muy, muy tranquilo y se colocaba y se dormía (y aún lo hacía) de espaldas, recto como un muerto, sin ningún movimiento. En consecuencia, desarrolló una zona plana pronunciada en la parte posterior de la cabeza la cual habían intervenido.

Observaciones iniciales

Mi sesión inicial con Henry fue fascinante.

Me senté en el suelo de la habitación e invité a Henry a que se uniera a mí en el suelo.

La conversación verbal era inexistente, Henry no parecía oír mi voz ni era capaz de responder.

Él se rió y no dijo ninguna palabra comprensible para mí, excepto “popó” y palabras vernáculas de tocador similares, durante los 20 minutos que pasamos juntos.

Me senté en el suelo y observé su comportamiento. No respondía a mis instrucciones ni peticiones.

Empezó a gatear por la habitación e investigar (de una manera muy similar a como lo hacía mi hijo de 12 meses de edad en ese momento) metiéndose bajo todas las mesas y sillas, mostrando una preferencia por los espacios pequeños.

Se arrastraba por debajo, por arriba, por encima de, rodaba por el suelo y repetía este patrón lanzándose de nuevo a la habitación.

A cada poco regresaba donde yo estaba y colocaba su cabeza en mi estómago (repetía de nuevo, de forma que rememoraba el comportamiento desorganizado de mi hijo apropiado y típico de su edad, volvía a pasar por encima de la “madre” antes de salir a explorar de nuevo). Volvía otra vez a colocarse sobre mí, para volver a salir. 

Presentaba movimientos constantes de la boca e incluso lamió algunos de los elementos de la habitación. Con el tiempo conseguí estirarlo sobre el suelo de la habitación, lo cual me permitió hacer algunas observaciones adicionales.

En esta etapa, era bastante claro que tenía un grupo de reflejos activos y efectivamente dió positivo para los siguientes reflejos: TLR (Reflejo Tónico Laberíntico), Espinal Galant, Landau, STNR (Reflejo Tónico Simétrico del Cuello), RTAC (Reflejo Tónico Asimétrico del Cuello) y Babinski. Los reflejos de FPR (Reflejo de Miedo Paralizador) y Reflejo de Moro no fueron probados sin embargo, su hipersensibilidad al tacto, la impulsividad, el lenguaje y el comportamiento inadecuado indicaba que su reflejo de Moro estaba activo y su incapacidad para hacer y mantener contacto visual indicaba que su FPR también era activo.

Movimientos

Al principio, empecé a trabajar con movimientos pasivos con Henry: La estimulación desde los pies y las rodillas estirado, la estimulación de la cadera en posición fetal, meciendo el tórax, mecer el culete y los limpiaparabrisas. Elegí estos movimientos para conseguir que percibiera en su cuerpo la sensación suave y la facilidad de los movimientos y conseguir introducirlo suavemente en el programa. Además, debido a la desorganización que había observado en su cuerpo, pensé que era poco probable que fuera capaz de realizar los movimientos activos. Los movimientos pasivos eran apropiados para empezar con él, ya que le proporcionarían la información sensorial que parecía desear mostrando un comportamiento tan errático y por lo tanto tenía la esperanza de que pudieran calmar su sistema y proporcionarle un fuerte y notorio efecto para que él pudiera reconocer que algo estaba ocurriendo en su cuerpo.

Durante las tres primeras sesiones, Henry todavía entraba en la habitación y metía la cabeza debajo de las mesas. Gateaba alrededor pero podía tumbarse el tiempo suficiente para hacerle entre 2 o 3 movimientos durante unos segundos cada uno. Su favorito era mecer el culete y el deslizamiento de la espalda, siempre que se los hiciera rápido! Solía decirme, “tan rápido como puedas”. En la cuarta sesión, Henry se instaló inmediatamente en el suelo sin ningún tipo de distracción ni gateo. Dirigió los movimientos y solicitó movimientos específicos. Por primera vez tuvimos una conversación significativa entre nosotros en la cual compartió que “ayer no se había metido en problemas”, y también compartió que había pasado 4 noches sin necesitar el pañal durante la noche. Su madre confirmó que a los pocos días de comenzar con el Entrenamiento de los Movimientos Rítmicos RMT, estaba seco durante la noche y fue capaz de dejar de usar los pañales. Después de esta cuarta sesión, la maestra también informó de que entraba en el aula de clase mucho más tranquilo después de las sesiones de RMT. Dijo que había tenido un gran día después de la sesión anterior y había sido mucho menos disruptivo en sus comportamientos.

Después de 3 semanas, añadimos algunos movimientos prenatales de piernas y brazos una vez por la semana para ayudar ‘lentamente’ a relajar su sistema un poco más y para trabajar con su FPR (Reflejo de Miedo Paralizador). Estos movimientos prenatales se convirtieron rápidamente en sus favoritos y mostró una increíble concentración en al hacerlos lentamente y exhalando mientras los hacía. Para empezar se esforzaba por hacerlos despacio mientras envolvía sus brazos. Esto mejoró notablemente con el tiempo. A medida que avanzaban las sesiones, Henry se hizo mucho más parlanchín, su lenguaje escatológico desapareció, él venía feliz a hacer las sesiones y disfrutaba realmente de ellas. Se hacía cargo completamente de sus sesiones y se convirtió en su propio experto. Se colocaba en posición de rodar para el siguiente movimiento que quería, o decía “más deprisa” para los que quería más rápido. Parecía que era uno conmigo mientras yo le proporcionaba lo que su cuerpo necesitaba mientras él me dirigía de manera no verbal. Con el tiempo fue capaz de hacer los movimientos yaciendo en línea recta y colocaba los brazos a los lados más a gusto en lugar de colocarlos en la cabeza

Después de 7 semanas, introduje el mecimiento sobre Manos y Rodillas porque sentí que Henry se aburría un poco con algunos de los movimientos y quería un papel más participativo. Pensé que este movimiento sería bueno para trabajar en su STNR (Reflejo Tónico Simétrico del Cuello) y que sería un gran movimiento activo que podía hacer por sí mismo. Al principio se esforzaba mucho para conseguir que su parte inferior le tocase los pies, pero mejoró rápidamente durante las semanas siguientes y Henry amaba la sensación de rebote y la acción en sí misma.

Durante este tiempo, Henry mostró orgulloso estos movimientos en su clase y su maestra, incluso hizo uno con él un día que estaba ‘perdiendo el control.’ También empezó a mostrarme los ‘nuevos’ movimientos que él mismo había inventado! Después de 10 semanas, me encontré con la madre de Henry y ella se sentó para ver una sesión. Con la madre en la habitación, Henry revirtió a poco a su comportamiento inicial como gatear alrededor de la habitación antes de empezar y a gastar algo de tiempo antes de sentarse. Desde donde se encontraba hacía 10 semanas, este comportamiento lo consideraba bastante insignificante, sin embargo, su madre lo encontró así y “se enfrentó a él al verlo así … rebotando en las paredes.” Fue la primera vez que pudo observar directamente el comportamiento de Henry descrito en la escuela muy diferente al de su casa. En la discusión sobre los Movimientos RMT de Henry, su madre dijo que el niño disfrutaba realmente los movimientos, le enseñaba los movimientos en casa, hacía los movimientos a su hermano pequeño, que había nacido a las 31 semanas después de que la madre pasara 4 semanas de reposo en cama, y ​​ella se había dado cuenta de que ya no hacía ruidos aparentemente involuntarios. La madre me dijo que iba a comenzar a hacer los movimientos con él en casa para aumentar la frecuencia de sus sesiones. Más tarde se informó de que Henry realmente disfrutaba mucho de ellas todavía y que era agradable para el papá de Henry ser capaz de hacer algo como esto con él. También comentó que Henry dormía muy bien después de hacer los movimientos, al contrario que otras noches se iba a dormir directamente porque entonces se pasaba el rato llamándolos y levantándose para beber, ir al aseo, etc.

Al cabo de 10 semanas hablé de nuevo con su maestra que ahora describió a Henry como “un niño completamente diferente” a hace 10 semanas. Observamos que seguía sentado en su silla, totalmente erguido sin encorvarse sobre la mesa y completaba sus tareas de caligrafía y sus escritos con concentración y atención. Todas las cosas que su maestra había dicho previamente que era incapaz de hacer. Cuando su maestra y la Coordinadora de apoyo en el aprendizaje, se reunieron con la madre de Henry para hablar sobre su comportamiento y sobre las referencias de los profesionales médicos que podían ser necesarios, recomendaron encarecidamente que Henry continuase con su RMT.

Continuamos con RMT hasta el final del 4 trimestre introduciendo el Gato Arqueado que Henry bordó y comenzó a hacer algún ejercicio activo del balanceo del culete. En general, aparte de los cambios de comportamiento expuestos previamente, su postura también cambió. Podía ver su cuerpo más fuerte en los hombros y se produjo una reducción de movimientos accesorios cuando hizo los movimientos rítmicos. Comenzaba tumbado con la cabeza en la línea media y comenzaba a hacer los movimientos con sus brazos a los lados.

Conclusión

Henry era un niño fascinante para trabajar con él. El cambio increíble que vi en él durante un período relativamente corto de tiempo fue sorprendente. Disfruté mucho trabajando con él y era una delicia verlo convertido en una persona más organizada en su cuerpo y su comportamiento. Me sorprendió lo rápido que se adueñó de su propio programa y cómo su cuerpo respondía y parecía reconocer los movimientos. Me reuniré de nuevo con la familia durante las vacaciones de Navidad y continuaré con ellos en 2017.

Nikki Riemann (SA Australia) y Henry

http://rhythmicmovement.org/rmti-stories/19-working-with-children/emotional-impulse-control/180-nikki-riemann-sa-australia-and-henry

Isabel Compan Fernández, Febrero 2017

Brain Gym® es una marca registrada de la Fundación Educativa Kinesiología Brain Gym® Internacional /. Hacer clic en www.braingym.org o  www.braingymspain.org o www.kinemocions.com para obtener el nombre de un instructor cerca de usted.

Próximos Cursos y Actividades ® :

  • RMT 1&2 Intensivo para el Enfoque, la Organización y la Comprensión. Las Emociones, la Memoria y el Comportamiento en Barcelona, en la Vila Olímpica (31 de agosto, 1-2-3 septiembre 2017)

Puedes apuntarte en een@kinemocions.com.

Para encontrar cursos o un instructor reconocido de Brain Gym,  RMTi o TFH, hacer clic en los mismos enlaces.

Artículos relacionados:

Deja un comentario